Este curso celebramos el día de la Paz y la no violencia con una actividad sobre las etiquetas que ponemos a las personas, entendiendo que la paz la construimos desde nuestras actitudes en nuestros contextos más próximos.   Los alumnos reflexionaron sobre qué entendemos por paz, sobre lo necesaria que es la implicación personal en la construcción de una sociedad más pacífica. De esta manera, podemos caer en la cuenta de que según cómo sea nuestra mirada nos fijaremos en lo que nos une o en lo que nos diferencia. Nuestro alumnado pudo reconocer que encasillar siempre es separar y no encasillar es trabajar por la paz
0

You may also like

Despedida del alumnado que se va a la FCT
Elaboración del Proyecto funcional del CIP María Inmaculada
Se presenta el proyecto ¿Cómo como? dentro de la Red de Escuelas Saludables a la que pertenece el centro.

admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *